Una colección única de relojes Swatch

Una colección única de relojes SwatchLa Colección Blum

La Colección Blum

Una colección fascinante

La Colección Blum es una de las más completas colecciones de relojes Swatch del mundo y refleja la destacada trayectoria de esta casa relojera. Se vendió por la cuantía histórica de 6.618.560 dólares. Su propietario actual, un coleccionista de China continental que desea permanecer en el anonimato, tuvo la cortesía de permitir a Swatch utilizar la colección para exponerla durante un tiempo limitado.

La Colección Blum fue reunida a lo largo de muchos años por el empresario suizo Peter Blum y su esposa Linda, apasionados coleccionistas de relojes Swatch ya desde los primeros tiempos de la marca. Este impresionante conjunto cuenta con 4.370 piezas, entre las que hay una gran cantidad de prototipos, híbridos y variantes de producción que nunca llegaron a ponerse en el mercado. Muchos de los prototipos datan del extraordinario periodo que precedió a la comercialización de los primeros relojes Swatch a principios de los 80, por lo que son ejemplares sumamente excepcionales.

Entre los más interesantes y codiciados por los coleccionistas hay diversos prototipos diseñados por el artista estadounidense Keith Haring, así como sus legendarios relojes Modele avec Personnage, Milles Pattes, Serpent y Blanc sur Noir. Otras de las rarezas son relojes creados por los artistas Mimmo Paladino, Alfred Hofkunst y Sam Francis.

La subasta

La subasta

Llevada a cabo por la célebre casa Phillips de Pury & Company, esta singular subasta atrajo un considerable interés durante las muestras preventa en Nueva York, Londres y Shanghái, ciudad en la que la colección fue expuesta en el Swatch Art Peace Hotel, emblemático edificio del barrio del Bund con gran valor cultural y ahora restaurado como hotel dedicado al arte. El experto en subastas de arte Simon de Pury creó la atmósfera perfecta para un evento Swatch de alta carga emotiva con la elección de un prestigioso marco en una de las ciudades más dinámicas y espectaculares de China.

Con su veterana relación y compromiso con el arte, Swatch tiene el orgullo de haber contado como anfitriona de esta subasta con China, país con un señalado patrimonio artístico y una vibrante relación con las artes hoy en día. El Four Seasons Hotel de Hong Kong fue un entorno perfecto para lo que se convertiría en la más impresionante venta de relojes Swatch ofrecidos como un lote único, que alcanzó un precio de 6.618.560 dólares.