Swatch Relojes

Mantenimiento

Cómo mantener la calidad de tu Swatch:

Swatch Relojes

  • Sumergibilidad: Un golpe de cierta fuerza puede afectar a la sumergibilidad del reloj sin que te des cuenta. Por tanto, si tienes pensado mojar el reloj (por ejemplo nadando con él, pero especialmente lavándolo con agua o llevándolo puesto en la ducha) es importante hacerle comprobaciones periódicas para saber si sigue siendo sumergible.

  • Cambio de pila: Al cambiar la pila del reloj debes poner mucho cuidado ya que existe el riesgo de dañar la relojería.

  • Limpieza: Para limpiar cualquier pulsera de reloj (excepto las correas de cuero y las delicadas) y la caja de cualquier reloj sumergible, debe utilizarse un cepillo de dientes con agua con jabón y un paño suave para secar.

  • Bañarse en el mar: Después de bañarte en el mar con el reloj, debes enjuagarlo siempre con agua tibia. El agua de mar afecta especialmente a la calidad del cuero.

  • Campos magnéticos: Debes evitar colocar el reloj encima de altavoces u otros dispositivos eléctricos que tengan un campo magnético fuerte, ya que pueden afectar al funcionamiento de tu reloj Swatch.

  • Golpes: Los golpes de cierta fuerza pueden causar diversos daños en el reloj. Por tanto, debe evitarse todo tipo de impactos.

  • Temperatura: Deben evitarse las temperaturas extremas, por encima de 60 °C (140 °F) o por debajo de -10 °C (14 °F), y los cambios bruscos de temperatura.

  • Cambio de fecha: La fecha del reloj Swatch cambia entre las 11 de la noche y las 3 de la mañana. Por tanto no deben hacerse cambios en la función de fecha en ese periodo. Esto podría dañar gravemente el funcionamiento de la relojería.

  • Pulido del cristal: Los arañazos en el cristal sintético pueden eliminarse puliéndolo. Para ello puedes utilizar crema de pulir (o un dentífrico abrasivo) o acudir a tu vendedor Swatch, que se encargará de que el cristal de tu reloj vuelva a lucir como nuevo.

  • Productos químicos: Debe evitarse el contacto directo con disolventes, detergentes, repelentes de mosquitos, perfumes, cremas para el sol y otros productos cosméticos o químicos, ya que pueden dañar la pulsera, la caja del reloj, el cristal u otras partes sintéticas.

  • Y finalmente... si tienes algún problema con tu producto Swatch, debes ponerte en contacto con tu vendedor Swatch más cercano.

Otros consejos de mantenimiento