Skip to main content

Bisutería

  • Limpieza
    Para limpiar, debe usarse agua con jabón tibia o frotar con frecuencia con un paño suave para mantener el acabado original (este es el mejor sistema).
  • A la hora de ponértela
    La bisutería debería ser lo último que te pongas, una vez vestida, y lo primero que te quites, antes de cambiarte, para evitar alteraciones de la forma original. Toda alteración de la forma original, por ejemplo por presión, puede provocar daños o pérdidas de elementos decorativos.
  • Golpes
    Deben evitarse los impactos de todo tipo. Por tanto, debes tener cuidado para que no sufra ninguna clase de golpe, ya que esto podría causar arañazos y otros daños.
  • Nadar
    Si vas a nadar en el mar o la piscina, debes quitarte antes la bisutería o enjuagarla después con agua tibia. El agua del mar o el cloro de la piscina pueden dañarla.
  • Cuidado personal
    Debes quitarte la bisutería antes de lavarte las manos o aplicar productos de cuidado personal, como perfumes, lacas, jabones, cremas para el sol o lociones, ya que esto podría dañar el material y provocar alteraciones en el color y pérdida del brillo.
  • Temperatura
    Deben evitarse las temperaturas extremas, por encima de 60 °C (140 °F) o por debajo de -10 °C (14 °F), y los cambios bruscos de temperatura. Además, no debe dejarse nunca la bisutería al lado de fuentes de calor como llamas, radiadores u otros.
  • Productos químicos
    Debe evitarse el contacto directo con disolventes, detergentes, repelentes de mosquitos, etc. ya que pueden dañar la bisutería.
  • Protección contra la luz
    No debe dejarse la bisutería expuesta a una luz directa fuerte, la luz del sol o una lámpara potente un tiempo prolongado, ya que esto puede provocar alteraciones del color.
  • Y finalmente...
    si tienes algún problema con tu producto Swatch, debes ponerte en contacto con tu vendedor Swatch más cercano.